instagram arrow-down
Ricardo Elias

ARTÍCULOS RECIENTES

Archives

Categories

Recent Comments

Suscripción vía Email

No somos México

Luego de que sucedió lo que se veía que sucedería, que José Antonio Meade fue “destapado” como aspirante presidencial del PRI, una amiga que cree que lo sé todo, me preguntó mi opinión al respecto.

Independientemente de que en lo personal creo que Meade es la mejor opción para México, le dije que nuestra opinión, lo que personas como nosotros pensemos,desgraciadamente no es representativa.

Nosotros no somos México. México es lo que la mayoría de sus ciudadanos es. Si la mayoría es pobre, México es pobre. Si la mayoría de los mexicanos ha cursado sólo hasta secundaria, México es secundario. Si la mayoría es corrupta, México es corrupto.

Y si usted esta leyendo este artículo, temo decirle que usted, al igual que yo, no somos representativos de México. Seremos mexicanos, seremos si quieren verlo así, líderes en nuestra cuadra o en nuestra empresa; líderes sociales, empresariales o de opinión, con cierta capacidad de influencia, con capacidad para hacer más que otros para los otros, pero no podemos decir que somos México.

Y cuando de elecciones se trata, el voto de todos los mexicanos, educados o no, honestos o corruptos, ricos o pobres, líderes o lidereados, cuenta igual.

Dicho lo anterior, la pregunta acerca de las posibilidades de que Meade pueda convertirse en el próximo Presidente de México hay que hacérsela no a personas como nosotros, que leemos y analizamos las noticias y las opiniones, sino a la mayoría de los mexicanos que no leen nada, que sí son representativos de la mayoría de los mexicanos, que “sí son México”.

Y ahí es donde ya no estoy tan seguro de que Meade pueda ganar las elecciones, a pesar de que estoy convencido de que es la mejor opción, con todo y que el vehículo utilizado para ello sea el PRI.

Hay quienes distinguen los votos entre razonados y no razonados. Para mí todos los votos son razonados, y lo único que cambia son las razones para votar en un sentido u otro.

La mayoría de los que “no somos México”, razonamos el voto de manera distinta a los ciudadanos que “sí son México”, y lo direccionamos en función de análisis de personas, de partidos, de programas de gobierno, de pros y contras, de contrapesos políticos, y en algunos casos inclusive de forma dogmática, siempre a favor o en contra de alguien, independientemente de las características de los candidatos o de las circunstancias del país. (Ejemplo: hay quienes están dispuestos a darse un balazo en el pie, con tal de no votar por el PRI).

En cambio, en la mayoría de los que sí “son México”, el razonamiento del voto se basa en desencantos, en utopías, en credibilidad hacia las promesas de cambio, y mucho en apariencias y sentimientos de y hacia los candidatos, el llamado en inglés “look and feel”.

Dicho lo anterior, lo que nos debemos de preguntar los que “no somos México” y quisiéramos que Meade fuera el próximo Presidente, es si Meade será capaz de capturar el voto y conectarse con las emociones y las necesidades más apremiantes de los que “sí son México”.

Si a la hora de votar pesará el lastre de la marca PRI, el lenguaje verbal y corporal, y las promesas vacías de una persona como López Obrador, o el talento y la impecable trayectoria de Meade, o el “look and feel” que cada candidato proyecta.

No me refiero a los demás candidatos que aparecerán en las boletas electorales, sean del llamado Frente Opositor o independientes, porque en mi opinión su participación sólo servirá para fragmentar votos, que el Presidente de México sea elegido con sólo aproximadamente un tercio de la votación, o para alterar de manera casi impredecible el pronóstico de las encuestas electorales.

Creo que la próxima elección presidencial será una elección entre la razón y la emoción, entre argumentos y antagonismos, entre sueños y realidades.

Para los que no están informados, para los que sólo leen las secciones deportivas de los diarios, para que los que “sí son México” entiendan mejor lo que está en juego en el 2018, les hago una analogía futbolera: las próximas elecciones presidenciales no son para votar por el Capitán de las Chivas o por el Capitán del America, son para elegir al Capitán de la Selección Nacional.

“Hay que votar por el candidato que prometa menos, así la desilusión será menor” Will Durant

One comment on “No somos México

  • Ramiro Navarro B.
    December 6, 2017 | 11:19 am

    Muy bueno Ricardo y digno de analizar si de verdad somos México o un segmento muy pero muy pequeño de Mexicano
    Un fuerte abrazo

Leave a Reply
Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*